Capítulo 7. Mesoamérica

Periodo Posclásico | Xochicalco

 

Localización: Actual municipio de Miacatlan, estado de Morelos

Principales ciudades: Xochicalco

Época: 650-900 d.C.

 

El sitio arqueológico de Xochicalco se encuentra en la cima de una colina, directamente al centro de un corredor natural muy angosto, entre el Cerro Colotepec y el Cerro Gordo de Cuentepec, que entra al valle a través de los llanos áridos de Tetlama (hoy estado de Morelos). El territorio ocupado era ya extenso y había aumentado la población, de modo que era posible obtener excedentes económicos, realizar intercambios, impulsar las artesanías y, en suma, organizar a los habitantes para aumentar la producción. Lo cual explica que se comenzará a nivelar el terreno de algunas zonas de la colina o cerro, especialmente la parte alta de la elevación de Xochicalco, y a contener las laderas con muros de mampostería, a efecto de construir los primeros edificios de lo que sería el "centro" de la naciente cuidad. Cuando la población empezó a crecer, y se tuvo la necesidad de crear un sitio específico para el culto y la vida religiosa, además de la llegada de olas de gente que emigraba de la región de la Costa del Golfo, el Sureste y Sur, y del Centro de México; de esta forma, con la influencia de las diversas civilizaciones emergió la ciudad de Xochicalco. En uno de sus periodos de máximo desarrollo, fue contemporáneo de Teotihuacan en auge. Se ha considerado a Xochicalco como un tapón comercial entre Teotihuacan y las demás zonas de importancia de Mesoamérica, es decir que en el vertían diversas rutas de comercio. Por tanto, mantuvo relaciones culturales con éstas mismas. Cabe destacar que la conformación arquitectónica de Xochicalco corresponde a una mezcla de elementos mayas, zapotecos, nahuas y teotihuacanos.

 

El desarrollo cultural de Xochicalco se justifica, en gran parte, por su historia mítica. Se cuenta, según la tradición prehispánica, que fue el lugar de residencia del dios Quetzalcóatl, y de otras deidades. Es por esta causa que en la ciudad convergen los más variados aspectos culturales de Mesoamérica.

 

Xochicalco es una de las ciudades más importantes del Altiplano central, un sitio en donde lo sagrado y lo mítico se conjugan. La lógica induce a pensar que Xochicalco fue un gran centro ceremonial y científico. Un sitio privilegiado que, estando situado sobre un cerro estratégico, junto a un río y dos lagunas, sirvió también como baluarte. Los datos obtenidos indican que en dicha zona arqueológica ceremonial, cuya población fue principalmente de origen nahua, concurrieron gentes de varias culturas, siendo una de sus funciones la relativa al calendario.

 

Es decir, fue también algo así como una especie de Meca, y también de artistas y científicos en general, en que se observa una amalgama de culturas, existiendo testimonio palpable de ello en lo relativo a sus diferentes conocimientos y especialidades.

 

Dentro del desarrollo cultural de Xochicalco destaca su creación arquitectónica, la gran ciudad que combina en sus elementos diseños artísticos de las grandes culturas de Mesoamérica: maya, zapoteca, teotihuacana, y de las culturas de la Costa del Golfo.

 

De pintura mural sólo se encuentran restos pobres que no nos dan paso a una buena interpretación. En cuanto a la escultura tenemos impresionantes muestras de piedra tallada integrada en los muros, sin contar las tres estelas monumentales de Xochicalco, esto nos recuerda la opinión de historiadores del Arte prehispánico, como la Dra. De la Fuente que opina que la escultura y arquitectura, en Mesoamérica no se pueden separar, ya que están integradas.

 

Leer tema completo

MAPAS

GLOSARIO

BIBLIOGRAFÍA